18 may. 2010

Los personajes de Nuevo Ser: Rubén

Para consultas, llamar al 4754-2814 o escribir a biblosnuevoser@hotmail.com

-         
















(arriba, Manuel al llegar a la biblioteca)

 -Hoy estamos con Rubén y con Manuel. Vamos primero con el reportaje a Rubén. Contanos cómo te acercaste a la biblioteca.

-         Muchas gracias. Yo me acerqué acá a la Biblioteca por intermedio de una compañera del trabajo de mi hija, porque cuando perdí la vista hace un año, ya venía perdiéndola paulatinamente, tengo un problema de retina producido por una diabetes que nunca traté como hubiera debido, hasta que, bueno, pasó la inevitable. La idea fue que empezara hacer una orientación y que me empezara a manejar dentro de otro mundo que no era el habitual mío. Empecé con los cursos de computación  en  una escuela acá en San Martín, porque vivo en 3 de Febrero pero ahí  no hay mucho para los discapacitados, sobre todo el tema mío. Yo siempre me manejé en computación, soy analista de sistemas y  llevo casi 30 y pico de años en el tema. Como tenía la experiencia, no me resultó tan complejo el manejo del nuevo sistema que tengo que utilizar, entonces empecé la escuela con los cursos de computación. Aparte, venir a  la Biblioteca era para que en los ratos libres que tenía fuera ocupando un espacio dentro de mi tiempo, porque para la persona que sufre ceguera el tiempo tiene mucha importancia, hay que ocuparlo y hay que buscar los medios.
        -¿Cómo te manejás por la calle? ¿La gente ayuda, te molesta si te preguntan si necesitás algo?
        - Casualmente, ayer mi hija mayor me pidió le podía ir al centro a hacer unos trámites de su Obra Social. Estuve mucho por la calle mientras veía, así que tengo muy buena orientación. Me tomé el subte, bajé en Pueyrredón y Corrientes, y se me acercó una chica. Me dice :“Perdóneme, ¿usted hace mucho tiempo que no ve?” entonces le digo “No, hace un año, ¿por qué?” y me dice “No, porque no parece que fuera…”. O sea, se le presentó la duda de si era ciego o no, porque me veía muy seguro.  Lo que pasa es que como hice orientación, me manejo relativamente bien. Me llamó la atención porque es la primera vez que una persona se acerca a preguntarme de mi problema. Lo único que me molestaría es que alguien dude de la discapacidad, porque hoy en día hay tanta gente que se aprovecha y simula... Pero siempre digo que todavía hay mucha gente buena en este mundo y lo he descubierto en las cosas que me pasan en la calle. Por ejemplo, gente que anda en auto, que se ha parado y se ha bajado  porque me vieron en una esquina esperando para cruzar. Cosa que nunca se me hubiera ocurrido. No es que se no me hubiera ocurrido sino que hoy en día vivimos en un mundo…
- ¿Individualista?
       - Claro, donde la gente  no se ocupa del otro. Eso me llama poderosamente la atención, porque igual hay gente que se desvía de lo que está haciendo para acompañarte. La otra vez una señora me acompañó como tres cuadras y no iba para ese lado. Todo eso te reconforta ,dentro del sufrimiento que puede tener uno de acuerdo a su enfermedad. Bueno, lo he asumido y no queda otra alternativa. Lo que siempre digo es que no me voy a tirar, no me voy a dejar…No voy a tirarme en una cama y dejarme estar. Trato de salir, ir, hacer…Lo que puedo hacer, lo haré  y lo que no puedo, pediré ayuda y si no se puede,  no lo haré.
     - ¿Y de los servicios de la biblioteca, cuáles utlilizás?
     - El año pasado estuve  viniendoa los cursos de computación, también me he llevado algunos libros-grabaciones para escuchar en casa. La semana pasada fui a una comisión de discapacitados que está en el centro y me dieron una guía muy interesante, pero en forma de libro y me gustaría ver si puedo conseguir una versión en CD o la forma en que pueda leerla. Es algo que me gustaría decir, respecto de que con frecuencia no se piensa en las distintas discapacidades cuando se hace algún emprendimiento así, lo mismo que a nivel del cumplimiento de las leyes, a veces uno está muy desprotegido.
       - Para cerrar, Rubén, ¿te acordás algún libro que hayas leído y te haya gustado, ya sea cuando lo leías en papel o alguno de los que escuchaste como audiolibro?
       - Hace poco leí  "El código Da Vinci” y ahora conseguí la continuación, ¿cómo se llama?
        - “Ángeles y Demonios”.
        - No es tan impactante como el primero pero no es malo tampoco. Bueno, eso es lo último que estuve leyendo, me gustó.
        - Rubén, muchas gracias y vamos a pasar a que nos comente algo Manuel.
         - Bueno, gracias a vos.

No hay comentarios: