31 mar. 2010

Para conocernos más 3: ¿Qué es...?

Para consultas, llamar al 4754-2814 o escribir a biblosnuevoser@hotmail.com

¿Qué es un taller de audiolectura?

Es un espacio y un tiempo compartida donde el lector realiza una transferencia de texto para leer con otros y abordar los contenidos en conjunto, intercambiar interpretaciones y compartir opiniones. Es un proceso interactivo donde lector y lector oyente se relacionan

















(imagen tomada de este sitio)


El taller:

• rehabilita
• recupera
• reinserta

27 mar. 2010

Los personajes de Nuevo Ser: Omar Franco

Para consultas, llamar al 4754-2814 o escribir a biblosnuevoser@hotmail.com

 ENTREVISTA:



- Acá estamos con Omar, que está sentado frente a la máquina para escribir en Braille y que nos acaba de leer un par de poemas hermosos. Omar, contanos cuándo conociste a la biblioteca, de dónde sos y cualquier otro dato que te vaya surgiendo.
- Hola, soy Omar Franco y llegué a la biblioteca por un amigo que me insistía ,porque justo habíamos estado en un taller de literatura en la Universidad de Belgrano. Después, ese taller de disipó y bueno, nos dejamos de ver por un tiempo, pero siempre nos comunicábamos por teléfono y él me comentó “¿Por qué no te venís a San Martín que hay una biblioteca y tenemos un taller literario? Dale, venite”. Yo siempre le amenazaba que iba a venir y nunca llegaba ese día, pero me insistía hasta que una vez me animé a venir y fue allá por el 2004, creo. 
















- O sea, sos una especie de veterano de Nuevo Ser ya.
- Sí, hará 5 o 6 años.Bueno, entonces me animé y vine para el taller literario…
- Ajá, ¿te acordás al principio qué tipo de cosas escribían? ¿vos escribías siempre poesía? ¿escribías cuentos? ¿qué escribías?
- Sí, acá se escribían cuentos, se leían cuentos. Se trabajaban haikus también, poemas de origen japonés. Después, me propusieron hacerme cargo de la clase de Braille y hoy por hoy ,soy el que da las clases de Braille acá en la biblioteca.
- ¿Y vos decías que naciste en…?
- Yo nací en Chaco. Nací en Fontana, es un pueblo que está a 7 kilómetros de Resistencia Capital y  a los 9 años me vine para acá. 
















(arriba, la plaza de Fontana)

Siempre tuve problemas visuales, de nacimiento. Yo tuve un resto visual muy escaso en el ojo izquierdo -del derecho nunca vi- que, cuando era chico me impidió estudiar. Yo vine en el 69’ / 70’ acá y en ese tiempo mi mamá me inscribió en una escuela común donde me habrán aguantado 3 o 4 meses pero después la maestra habló con mi mamá y le dijo que yo no podía seguir concurriendo porque,ya no veía lo que escribía en el pizarrón.
- Claro, sí, sí, no era ni de vago ni de perezoso, era porque no veías.
- Y en ese tiempo también había un solo colegio que era para ciegos que era el Román Rossell, que está en San Isidro. Pero ahí también era un problema, porque para ellos veía, así que no me podían dejar ahí adentro. Así que, bueno…Al Braille me acerqué una vez que quedé ciego. Es más, terminé la primaria en Braille. Pero igual yo en mi época de pibe aprendí a leer y escribir así porque mi mamá y su marido tenían varios amigos  docentes, que me ayudaban y yo aprendía. Entonces, se me hizo un poco más fácil.
- ¿Y la escritura, cómo te surgieron ganas de escribir ?
- Ya cuando era chico a mí  me gustaba esto: yo asomaba mi ojito al papel y hacía o rectángulos o cuadrados, y en el medio de eso, suponete, ponía personajes y escribía como si estuvieran hablando…
- Una especie de historieta.
- Eso me gustaba hacer cuando era chico. Ahora esto de escribir, no sé, me surgió solo cuando me invitaron a un taller literario y bueno, fui, me gustó y ahí me empezaron a surgir cosas.
- ¿Y te gusta más escribir poemas?
- Poemas, nada más que poemas.
-Lo que es cuento no me gusta, no me inspira para nada.Me encanta leer pero novelas, novelas románticas.
-¿Y ahora que hacés aparte venir a Nuevo Ser?
-  Si estoy en mi casa, leo o trato de escribir algo. Después ,me gusta salir. Si me quedo un día sin salir ya al otro día tengo necesidad de salir porque es como que me ahogo, quiero aprovechar el tiempo. Voy al museo Sívori y hago talleres. También estamos yendo con Lourdes a la unidad penitenciaria 39 de Ituzaingó, a llevar libros para que los internos los pasen al Braille...Acá en la biblioteca tenemos ya algunos que ellos pasaron.
-Ah, son estos que están acá en este estante, no?
-Sí.

 -Gracias, Omar, vamos a terminar la entrevista con una imagen de algunos libros pasados al Braille por los internos de la unidad 39:








-

25 mar. 2010

Nuestros lectores solidarios -1- Inés

Para consultas, llamar al 4754-2814 o escribir a biblosnuevoser@hotmail.com

ENTREVISTA

- Estamos acá con Inés que se va a presentar y nos va a contar, cómo surgió su idea de acercarse a la biblioteca y un poco, lo que quiera, de su biografía.
















- Bueno, yo tenía tiempo libre y un día la llamé a Lourdes, a través de la dirección de bibliotecas de San Martín, me dieron el teléfono de aquí. Y bueno, a mí me gusta mucho leer, yo soy una gran lectora y no tengo problemas de leer en voz alta. Así que, de casualidad nada más ,salió esto de grabar libros que la gente los reciba y que les guste cómo están grabados. No sé, salió de casualidad nada más.
- Una buena casualidad. Y, ¿te acordás Inés, por ejemplo, ¿cuál fue el primero o alguno de los primeros textos que grabaste? ¿o si era de historia, literatura, interés general?
- Uno de los primeros textos que grabé fueron manuales de estudio, porque aquí venía un chico que estaba rindiendo unas materias. Después, grabé a Rosa Montero, grabé muchos de Isabel Allende.
- Yo vi que hay un instructivo para lectores, con aspectos que uno puede tener en cuenta antes de hacer la grabación pero, ¿te encontraste alguna vez con tener que tomar una decisión acerca de si decías algo, si no, si hacías una nota o si no, alguna circunstancia así medio imprevista, inesperada?
- Sí, sí, a veces sucede que hay llamada en el texto, que tenés que aclarar alguna situación, entonces -porque me lo enseñó Lourdes- se hace una nota del lector, diciendo “nota del lector”, se aclara el punto y luego se cierra diciendo “fin, nota del lector”
- Recuerdo en uno de Benedetti que leí, grabado por vos, aparecía una nota sobre un revelaron con v y rebelaron con b.
- Ahí está. Ese es un caso. O acontecimientos históricos que hace falta aclarar.
- ¿La “nota del lector” la hacés al terminar la oración donde está la frase, el párrafo, dónde…?
- Siguiendo el texto, siempre siguiendo el texto, sí. Para que quien lo escucha, no se pierda.
- ¿Y qué te parece, Inés, que le podrías decir a alguien que lee esto o lo escucha y se pregunta si no lo podría hacer, si sí, si será capaz? ¿Desde tu experiencia, qué te parece necesario para plantearse esta opción de servicio?
- Tener ganas. Nada más. Tener ganas y prestar tiempo y después la recompensa es importante, ¿no? porque se transforma en placer, realmente, después se transporta en placer.
- Bueno, finalmente vemos que ahí tenés unos libros para llevar, a ver, decinos los títulos que hay ahí, los autores.
- Este es “De pronto el amor” de Bárbara Deliensky. Este es “Espejos” de Eduardo Galeano. “La ciudad de los sueños” de Juan José Hernandez, no lo conozco. Daniel Moyano, “¿Dónde estas?” y la “Orden del temple” de Raymond Khoury. A mí me gusta muchísimo la historia,  me gusta mucho la novela, la historia novelada. Así que a lo mejor, me decido por la “Orden del temple”, y también me gusta mucho Eduardo Galeano.
-Inés, muchas gracias por tu tiempo y porque esta charla nos permite difundir este servicio de la Biblioteca.
-Gracias a vos también.

6 mar. 2010

Los personajes de Nuevo Ser: Graciela

Para consultas, llamar al 4754-2814 o escribir a biblosnuevoser@hotmail.com


Una charla con Graciela
















Hoy compartimos con ustedes una charla que tuvimos con Graciela, que concurre cada tanto a nuestra biblioteca (arriba, algo que escribió Lourdes, y una foto abajo de la estación del pueblo natal de Graciela, Donadeu, en Santiago del Estero)




















-Graciela, contanos lo que vos quieras: de dónde sos, cómo llegaste, cómo te conectaste con la biblioteca.
-Soy de Santiago del Estero, del norte, de un pueblito llamado Donadeu. Y vine acá hace 10 años porque perdí a mi mamá, y acá tengo mi familia, mis hermanos y una hermana. Estoy viviendo con una hermana, acá en Villa Maipú, y con mis sobrinos, de 12 y de 6 años. Y acá conseguí una escuela, la 504 de San Martín, y ahí seguí con el sistema Braille. Porque yo estaba en un instituto allá en Santiago del Estero.

-Allá ya habías aprendido Braille…

-Sí, un poco de Braille y de movilidad, y algo de actividades de la vida diaria, pero mi meta es seguir, continuar con las actividades.

-¿Y cómo llegaste a la biblioteca?

 -Acá vine por intermedio de Lourdes porque gracias a ella conocí lo que es una biblioteca popular y parlante. A Lourdes la conocí en la escuela porque ella era compañera mía en la 504. Y me comentó que ella venía acá y me dijo que un día me iba a llevar al lugar donde ella trabajaba, que se llamaba “Biblioteca popular y parlante Nuevo Ser”. Y un día me trajo y me hice amiga de gente voluntaria, compañera de Víctor, que también es no vidente…y así me fui contactando con gente.

-Decía Lourdes que vos tocabas instrumentos…¿cómo aprendiste, cuáles tocás?

-Guitarra aprendí en una academia de Santiago del Estero. Aprendí piano, flauta, con dos profesoras particulares. A guitarra me acompañaba una hermanita religiosa que estaba un tiempo en el hogar, algunos días a la tarde. Pero después dejé de ir porque no iba más mi profesor, que ya era grande. Y seguí aprendiendo flauta, teclado, bombo, que ya sabía de chica. También hacía un taller de clarinete, que me gustaría seguir aprendiendo, yo tocaba algunas canciones más o menos sencillas, por ejemplo la que canta  Luis Miguel que dice “Bésame, bésame mucho/como si fuera esta noche la última vez…”. Sonaba muy lindo en clarinete pero después no fui más porque no tenía quién me acompañara, el taller estaba a cinco cuadras más o menos…por eso quiero continuar. Y ahora estoy haciendo Braille, un poco de musicografía, lo básico. Y la verdad es que estoy contenta porque vengo acá a la biblioteca, me siento muy bien con todos, como si fuera una familia. Cuando puedo, me llevo libros, o cds. Y a partir de ahora, me gustaría seguir con la música. 

-Hace un rato estabas cantando, ¿tenés ganas de cantar algo ahora?

-Bueno, una canción mapuche, que es muy linda…Esta canción está dedicada a todos mis compañeros y compañeras, y especialmente a Lourdes que es una buena persona, muy dulce.

Mientras esperamos poder subir los audios que grabemos, les dejamos la canción que cantó Graciela, en este caso cantada por José Larralde.


QUIMEY - NEUQUÉN
(Loncomeo)
I
Flor de los arenales
regada de sangre del bravo Sayhueque;
grito que está volviendo
en tu desbocado potro pehuenche.
del cielo en la honda noche
se oye del viento la serenata,
tupos la luna prende
en la negra cimba de mi araucana.
Estribillo
Aguas que van . . .quieren volver . . .
Aguas que van, quieren volver,
río arriba en el canto aprendido
Neuquén Quimey, Quimey Neuquén.
I Bis
Sol que se está gastando
en piedras lajas y turbias corrientes,
besa la sombra india
que vuelve crecida de un sueño verde.
Ya madura el silencio
por el agreste vientre de tus bardas;
quiere Rayen dormirse
tiemblan sus entrañas enamoradas.
Acá abajo, una foto de Graciela en la biblioteca, con Omar