16 ago. 2010

Nuestros lectores solidarios: Oscar

Para consultas, llamar al 4754-2814 o escribir a biblosnuevoser@hotmail.com

 Entrevista con Oscar:


















-Oscar, estás entre los lectores solidarios con más tiempo en la Biblioteca y con más obras grabadas. Tu forma de leer es particularmente apreciada por los lectores oyentes, así que nos parece importante, ya que pasaste por acá, aprovechar para que compartas tu experiencia con quienes lean el blog. ¿Cómo supiste de la existencia de la Biblioteca?

-Fue a raíz de una depresión que tuve cuando me jubilé; soy muy proclive a las depresiones y cuando me jubilé del consultorio y del hospital, -yo era odontólogo- me encontré con que pasaba todo el tiempo en mi casa, con que ya nadie me "necesitaba" para nada, etc., y caí en en un gran  pozo depresivo. En esa época, una amiga me comentó que existía la Biblioteca Nuevo Ser, que necesitaban lectores para grabar obras y entonces, me acerqué. La biblioteca, en esa época, estaba en Villa Bosch; fui, hablé con Dionisio -uno de los fundadores de la Biblioteca-, empecé a grabar y, como les gustó cómo salía mi voz, lo seguí haciendo hasta ahora. Me armé una rutina diaria , como si estuviera trabajando otra vez. A la mañana salgo, hago trámites, me tomo un café. Y después de almorzar y de la siesta, me pongo unas tres horas a grabar.

-¿Y cómo te fuiste sintiendo respecto de la depresión?

-Para mí, empezar a grabar libros y saber que podía serles útil a otros, fue una salvación. Por eso digo, cuando me agradecen por las grabaciones, que el agradecido soy yo. O, en todo caso, son favores mutuos que nos hacemos. Porque a mí no me importaba no trabajar en mi profesión, pero quería hacer algo útil y tener  la sensación de que me "ganaba" las cosas de las que disfrutaba. Por ejemplo, yo después de grabar unas horas, siento que puedo disfrutar más el ver una película en televisión, siento que me lo gané, que tengo más derecho después de haber hecho algo para los otros.

-¿Tenías relación con la literatura, con la lectura, antes de esa experiencia?

-Siempre me gustó leer y, además, me gusta escribir en mis ratos libres. Quizás de lo que menos leí, fue de Odontología. Mi vocación cuando terminé el secundario era seguir en la Facultad de Filosofía y Letras, eso me gustaba...pero después tuve unas dificultades con las lenguas muertas -el latín y el griego-, anduve un tiempo desorientado, y finalmente me decidí por Odontología.

-¿Algunos libros que te hayan marcado, ya sea como lector antes de cnocer la biblioteca o como lector solidario, por tu experiencia al grabarlos?

-Entre los libros que más recuerdo como lector está La novela de un novelista, de Armando Palacio Valdés, un autor asturiano que también escribió La aldea perdida, La hermana San Sulpicio. De ese libro, te podría decir que algunos capítulos me los sé de memoria. Usa una ironía muy fina, que aparte de gustarme como lector, me marcó para escribir, porque me doy cuenta de que también tiendo a escribir con ese estilo.















Como lector solidario, grabé casi toda la obra de García Márquez, de Borges, porque ése es mi gusto. Pero también me gusta lo más popular, y hace tiempo estoy grabando especialmente novelas policiales, particularmente de Chase; lo elegí porque este autor usa pocos personajes, entonces facilita que los hechos se vayan manteniendo bien en la memoria del lector oyente. También grabé, a pedido de la biblioteca, libros que yo en principio no hubiera leído jamás, porque me hubieran parecido engorrosos, pero que después de leerlos, no me parecieron tan complejos; por ejemplo, algunos de Kafka. Ahora estoy grabando La novia vestía de negro, de William Irish, que usa el seudónimode Cornell Woolrich. Acá se filmaron tres películas con guiones de él.

-Oscar, muchas gracias por tu tiempo y por tu aporte a la Biblioteca.

-Gracias a ustedes, hasta pronto.