21 feb. 2010

Para conocernos más -2-: ¿qué es...?


¿Qué son los lectores solidarios?













(imagen en http://cms7.blogia.com/blogs/c/co/con/convalor/upload/20070426071142-book-art-014.jpg)


Son personas que se PREPARAN para producir libros grabados.
Usted puede ser uno de ellos, formarse, leer y grabar en cassetes o CD, cuentos, novelas, relatos, apuntes o textos escolares para otras personas con capacidades diferentes.
De este modo usted comparte su luz con aquellos que no pueden acceder al libro gráfico o sostener un libro en sus manos.




15 feb. 2010

La biblioteca en Internet: una nota


 Para confirmar horario, por favor contactarse al teléfono que figura en este blog.
Para consultas, llamar al 4754-2814 o escribir a biblosnuevoser@hotmail.com

(nota aparecida en infocivica)

 EN SAN MARTÍN

Una biblioteca popular para todos
Presidida por Lourdes Simán, una profesora de Letras no vidente, la Biblioteca Nuevo Ser facilita el acceso a la lectura y brinda contención. Posee 6800 libros "tradicionales", 720 en braille, 300 en CD, 600 en casetes y 4300 en MP3. Además, "lectores solidarios" les leen a otras personas.

(INFOCÍVICA, Buenos Aires, 18 de febrero de 2008). Ruidos de autos y colectivos. Los chirridos de un portón que se abre. Un playón, un pasillo estrecho. Golpes sobre una puerta blanca de madera y varios “holas” de bienvenida. Después de esa trama de sonidos, se ingresa al local de la Biblioteca Pública, Popular y Parlante Nuevo Ser, en pleno centro de la localidad bonaerense de San Martín. Esta biblioteca se propone la integración desde el vamos: presidida por Lourdes Simán, una profesora de Letras no vidente, posee tanto libros en braille como grabados en casetes y en MP3, y también los “tradicionales”. Y lo más importante: además de facilitar el acceso a la lectura, se convierte en un espacio de contención y solidaridad.

Simán cuenta cómo empezó todo. “Me encontré estudiando braille en 1998 con Dionisio Villafañe, que ya falleció. Y con él, en 2001, arrancamos en San Martín con esto,  armando de a poco, esta biblioteca”. Después de muchos años de trabajo en silencio y sacrificio, consiguieron que Nuevo Ser fuera reconocida por la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip), el organismo nacional encargado de apoyar a este tipo de instituciones, y que la Mutual Universitaria de San Martín les cediera sin cargo el local que ocupan hoy.

Nuevo Ser tiene material para todos los gustos: 6800 libros “tradicionales”, 720 en braille, 300 en CD, 600 en casetes y 4300 en MP3.  “Lo que nos diferencia es que nosotros no somos ni nunca quisimos ser una biblioteca exclusivamente para ciegos. Si una biblioteca es popular, tiene que ser para todos”, remarca Simán, que, según cuenta, fue miope de chiquita, pero con los años, desarrolló un problema en los ojos que le fue sacando la visión. Hoy puede distinguir contornos, pero no gestos, caras o colores. Ella explica que “también una persona hemipléjica, que no puede sostener un libro, puede querer ‘leerlo’ en casete o CD. Acá puede venir una señora a pedir una novela, un ciego, o un anciano”.
























La biblioteca ofrece más cosas, aparte de las obras literarias. Por caso, desde la próxima semana, Gustavo Mamone, otro chico no vidente, dará un curso para poder usar el software necesario que permite “leer” libros a través de los parlantes de la computadora. “Este programa, que se llama ‘Jaws’, permite además navegar por Internet, usar el correo electrónico y otras cosas”, explica Gustavo, sentado en la sala de lectura. El “Jaws” convierte las letras en una voz, y así se puede disfrutar del libro. Otro curso que se dará en Nuevo Ser es para aprender braille, pensado especialmente para docentes de escuelas especiales, a cargo de Omar Franco, otra persona ciega.

Mónica Di Tullio, maestra bibliotecaria y voluntaria de la entidad, dice: “Viene gente de San Miguel, de Villa Bosch, de Caseros. Funcionamos  a nivel regional”. En la actualidad, tienen 170 socios, que pagan una cuota de 2 pesos por mes. Y todavía no tienen otra fuente de financiamiento, más allá de la buena voluntad de algún conocido, o del bolsillo de los propios miembros de la biblioteca.

Otra forma de colaboración que tiene la entidad es la de ser “lector solidario”. ¿Qué son éstos? Son personas que se ofrecen a leer obras que serán grabadas, para que puedan ser ofrecidas a los socios de Nuevo Ser. Aunque pueda parecer simple, hay que tener en cuenta varios consejos para poder cumplir con la tarea y que esa lectura grabada le sirva a quien lo necesite. Evitar ruidos del ambiente y de cambio de hoja durante la grabación, leer con voz clara y a un ritmo moderado, ni muy lento ni muy rápido, son algunos de los consejos para los “lectores solidarios”.

El año pasado, Nuevo Ser les facilitó las grabaciones los textos de estudio a siete estudiantes no videntes: tres del secundario, tres universitarios y una persona que necesitaba apoyo escolar. También hay “lectores solidarios”, que leen “en directo” algún texto a la persona que lo necesita y que se acerca a la biblioteca. Y hay talleres de audiolectura, dos veces por semana, en los que un lector lee un texto y lo comparte con otras personas.

Según Lourdes, lo que más se solicitan son libros de historia y ensayos periodísticos. Pero también hay otras opciones, como la de Joaquín, una persona ciega que viene exclusivamente a escuchar música, preferentemente tangos.

Nuevo Ser también se articula con otros grupos. Simán cuenta que entró en contacto con personas detenidas en la cárcel de Ituzaingó, a quienes les consiguió resmas de papel y ellos muy pronto van a imprimir libros en braille que le van a dar a la biblioteca.

El trabajo de todos es clave. El de Mónica, el de Lourdes y su marido, Mario Pereyra, el de Gustavo y su novia, el de “lectores solidarios” como Oscar Campeol, que lleva grabados más de 130 libros, el de voluntarias “todoterreno” como Marta Vázquez, Leticia Ardiles y Ana D’aglio, y de chicos pasantes de colegios secundarios. Sin embargo, como las necesidades también son muchas, ahora buscan conseguir un espacio definitivo, que la Municipalidad de San Martín le pague un sueldo a la bibliotecaria, y algo más módico: una pc relativamente nueva, en la que se pueda cargar el software necesario para “leer” libros gracias a las voces que salen de los parlantes.

Mientras tanto, voces de hombres y mujeres recrean El fantasma de Canterville, de Oscar Wilde, Final de juego, de Julio Cortázar, o El lobo estepario, de Herman Hesse. Para que quien vaya a Nuevo Ser mantenga el puente mágico con la literatura, a pesar de enfermedades, deserción escolar y accidentes.

Para mayor información, contactarse con Lourdes Simán, al 4754-2814, o por mail a biblosnuevoser@hotmail.com

 


6 feb. 2010

Lectores escritores - Poesía- "Sinfonía de gotas" y "Un cero en el reloj" (Omar Franco)

Para consultas, llamar al 4754-2814 o escribir a biblosnuevoser@hotmail.com 

SINFONÍA DE GOTAS


































Juntos sentimos a la lluvia

crear música con pianos de tejas

cruzándose sobre los techos

las gostas hacen sonar los primeros

acordes de un suave concierto.

Silencio que se esconde.

Destellos de sinfonía
 
se arrojan por las ventanas

cómplices de la armonía.

Los latidos murmuran

igual que las aguas

que se encuentran y se envuelven

por encima de las piedras.

La lluvia se escapa de los truenos

se esconde en el río.

El viento la busca entre las ramas

los caballos beben y cabalgan

las aguas del río tocan las nubes

moviendo y cambiando imágenes sobre sus riveras

como si estuviesen hojeando un libro

hasta encontrar la poesía

que las gotas leen sobre la página de la tarde.

(imagen en deviantart)


UN CERO EN EL RELOJ

 
































En el living de la casa,

que está frente al río,

la lámpara rojiza sostiene

el ángulo del momento

y forma arbitrariamente

un cero en el reloj.



Se instala allí, detrás de la hora

iluminando tu voz

que describe los movimientos

de paisajes delineados

con letras que juntos reunimos

en los caminos que nuestros

pasos construyeron en el poema y

en el sonido de tu voz.

(imagen en deviantart)